cuna segura

Consejos para encontrar una cuna segura

Normas de seguridad: Es importante que la cuna que compres tenga el sello de aprobación de la Asociación de Fabricantes de Productos Infantiles de Estados Unidos. Eso significa que el producto fue sometido a pruebas para verificar su seguridad y calidad. Verifica que el modelo que selecciones no haya sido retirado del mercado, en nuestra base de datos de productos que han sido sacados del mercado(en inglés). 

El espacio entre las barras: Las barras de la cuna no deben estar muy separadas. Esto es para evitar que la cabeza del bebé se atore. La separación o abertura entre las barras no debe ser mayor de 6 centímetros (2 3/8 pulgadas). 

Postes de esquinas seguros: La altura máxima de los barrotes de las esquinas de la cuna debe ser de 0,16 centímetros (1/16 pulgadas). Si los postes rebasan los 0,16 cm de altura, algunas prendas se pueden atorar en éstos y lesionar o ahogar a los bebés. 
Altura de colchón ajustable: La mayoría de las cunas te permiten ajustar la altura del colchón. Es recomendable que bajes el colchón cuando tu hijo empiece a sentarse. Una vez que tu nene sea más activo, no querrás que se trepe en los barrotes y se caiga de la cuna. 

Solidez: Cuando vayas de compras, asegúrate que la cuna que te guste sea sólida. Si se tambalea o hace ruidos, es probable que no la hayan armado correctamente. O bien, podría ser una señal de que debes buscar una más resistente. 

Tamaño del armazón: En el interior de la cuna debe caber, bien ajustado, un colchón estándar de al menos 1,31 metros (51 3/4 pulgadas) de largo por 70,5 cm (27 3/4 pulgadas) de ancho. No deben caber más de dos dedos entre el colchón y los lados de la cuna. 

Es muy peligroso cuando el colchón queda chico ya que los bebés pueden quedar atrapados en el espacio entre el colchón y los lados de la cuna. Asegúrate de que, incluso con el colchón en su lugar, las rejas de la cuna sean lo suficientemente altas para mantener a tu bebé seguro adentro. 

Versatilidad: Muchas cunas están diseñadas para convertirse en una camita para cuando tu niño sea más grandecito. Es importante que te asegures de que la transformación sea relativamente fácil de hacer y de que te guste la apariencia del nuevo mueble. 


Protectores acolchados: Los protectores acolchados(bumpers en inglés) que se ponen alrededor de la cuna, ya no son recomendables. Éstos regularmente vienen en el paquete que contiene el edredón y las sábanas para la cuna. Varias organizaciones, como la Academia Estadounidense de Pediatría, no los recomiendan ya que aumentan el riesgo de asfixia y contribuyen a la reinhalación de aire. 

articulo completo debabycenter.com